Luego de la llegada de Juan Soto a los Padres de San Diego, había una gran expectativa sobre lo que sería la serie de 3 juegos que disputarían ante los Dodgers de Los Ángeles en el Dodger Stadium. Al fin y al cabo se gestó una increíble rivalidad entre ambos equipos en los últimos años y la incorporación de La Fiera a los Frailes parecía que equilibraría las cosas. Sin embargo, no fue así. Los dirigidos por Dave Roberts barrieron a sus visitantes con cómodos parciales de 8x1, 8x3 y 4x0 en los días viernes, sábado y domingo, respectivamente.

No obstante, a pesar de la gran superioridad mostrada por el conjunto azul y blanco, el tercera base de los Padres, Manny Machado, tuvo algunas cosas que decir al respecto y la verdad, no fueron nada agradables.

Picado y molesto

Siempre fiel a su estilo un tanto arrogante y poco amistoso, El Ministro de la Defensa respondió con vehemencia cuando tras el encuentro de ayer un periodista le preguntó si creía que la presión les había afectado a él y a sus compañeros. Machado dijo lo siguiente:

"En lo absoluto. Yo soy el jodido Manny Machado".

Con estas palabras, intentó hacer ver que más allá de los malos resultados, él es un toletero de élite y no siente temor ante ningún reto, aunque la forma y el tono en que lo dijo no fueron demasiado agradables para los miembros de la prensa.

No parece ser cierto

A pesar de que las palabras del antesalista fueron tajantes, no terminó siendo así su accionar en la serie contra los Dodgers. En 11 turnos solo logró hilvanar 2 imparables, no impulsó carrera alguna y tampoco anotó ninguna. Por otra parte, se ponchó en 4 ocasiones y encima, cometió un error a la defensiva en el juego del domingo que le costó muy caro a San Diego cuando aún todavía podían remontar.

Al final, parece que sí le pega la presión cuando tiene enfrente a los Dodgers.