El debate sobre quién es el mejor de la historia en un deporte que tiene décadas y décadas de existencia siempre una discusión de nunca acabar. Comparar épocas, estilos, reglamentos y diferentes contextos es muy difícil para poder llegar a una conclusión que satisfaga a todo el mundo.

Pero la gente parece no aprender y aún quiere saber cuál fue el mejor equipo de baloncesto de la historia. Y entre los dos principales candidatos se encuentran los Warriors de 2016 que rompieron el récord de victorias en la temporada regular con un 73-9, superando el histórico 82-10 de los Bulls de Michael Jordan que databa de la temporada 1995-1996.

Justamente, el polémico Draymond Green, miembro de esta dinastía de Golden State inició el debate declarando que sus Warriors vencerían tanto a los Bulls como a los Jazz de fines de los noventa. Incluso, se animó a decir que su equipo, formado además por Steph Curry, Klay Thompson y Kevin Durant, derrotarían por cuarenta puntos al de Su Majestad.

Si bien Jordan no se pronunció al respecto, el que sí lo hizo fue alguien contemporáneo al "23" de Chicago. Charles Barkley es palabra autorizada en cuanto a baloncesto se refiere. 11 veces All Star en dieciséis temporadas y un MVP en 1993 hacen de su carrera una envidiable, a pesar de no haber logrado nunca el anillo. Pero para Sir Charles no hay dudas.

"Me encanta lo que hacen los Warriors, pero los cuerpecitos que tienen, no durarían en los años 80 o 90, sin faltarle el respeto. Seamos realistas, saben cuánto amo a Steph Curry, ¿verdad? ¿Creen que podría soportar esa paliza que Michael Jordan recibió contra los Bad Boys de Detroit Pistons? Quiero decir que el juego fue mucho más físico".

Barkley hizo referencia a las llamadas "Jordan Rules", un sistema defensivo que los Pistons implementaron en sus series de playoff de principios de los noventa para frenar a la estrella de los Bulls. Acciones extremadamente físicas y rozando lo ilegal fueron necesarias para neutralizar a Jordan y poder conseguir un doblete en 1989 y 1990.