De esas noticias que muchos no quieren leer, pues ha ocurrido este domingo al conocerse sobre el fallecimiento de uno de los más grandes jugadores en la historia del baloncesto, Bill Russell a sus 88 años, a través de un comunicado publicado en su cuenta oficial de la red social Twitter.

Russell ha sido el jugador más ganador en toda la 'National Basketball Association' con 11 anillos de campeón en su trayectoria de 13 temporadas con los Boston Celtics, siendo la máxima figura de esta organización desde finales de los años 50 y 60.

Parte del comunicado emitido indica que "Bill Russell, el ganador más prolífico en la historia de los deportes en Estados Unidos, falleció hoy de forma pacífica a la edad de 88 años, con su esposa, Jeannine a su lado. Los preparativos para su funeral serán próximamente anunciados".

Fue uno de los más dominantes en su época, con sus 2.08 de estatura, considerado de los mejores defensores de todos los tiempos, destacando con sus bloqueos y su particular defensa hombre a hombre sus principales virtudes que motivara a lograr tan impresionante dinastía con los Celtics.

Además poseía una enorme capacidad de capturar rebotes, siendo junto a Wilt Chamberlain los únicos jugadores en lograr hasta 50 o más tableros en un solo partido; a pesar de no resaltar a nivel ofensivo, logró culminar su carrera con 14.522 puntos.

El comisionado de la NBA Adam Silver también ha manifestado su pesar por esta lamentable pérdida, mencionando que Russell fue un ganador por excelencia y el campeón más grande de todos los deportes de equipo, enviando de igual forma su mensaje de condolencias a toda su familia. Otros reconocidos personajes de la liga también se han manifestado, como Michael Jordan, el argentino Emanuel 'Manu' Ginobili y la organización de Los Ángeles Lakers.

Russell conquistó 5 veces el MVP de la liga y es miembro de los 25, 50 y 75 mejores de la NBA, además de ganar dos veces la NCAA, fue medallista de oro olímpico, y conquistó dos títulos como entrenador en la NBA para convertirse en el primer afroamericano en hacerlo en la historia de los deportes norteamericanos.

Es muy probable que para la próxima temporada 2022-2023 de la liga se realicen varios homenajes hacia su legado, especialmente en el TD Garden de Boston; la NBA no recibía un golpe como este, tras el trágico fallecimiento de Kobe Bryant en enero del 2020.