Una noticia corrió como pólvora este lunes y ha sacudido el mundo del fútbol: El Mundial Qatar 2022 no comenzará el lunes 21 de noviembre -como estaba previsto- sino un día antes, el domingo 20. Ese día se celebrará la ceremonia oficial de apertura y, a continuación, se jugará el Qatar-Ecuador, que será entonces el juego inaugural de la Copa del Mundo.

De tal modo, toca adelantar un día la cuenta regresiva para el inicio oficial del Mundial. Ya no faltan entonces 102 días, sino 101 para el pitazo inicial del campeonato que paraliza al mundo.

En espera de que la Fifa haga el anuncio oficial, es un hecho que la fiesta mundialista se pondrá en marcha un día antes de lo esperado, como decíamos, entre la selección anfitriona y Ecuador, en lo que representará la primera fecha del Grupo A.

Hasta la hora de redactar esta información, Ecuador no se daba por aludido en relación con el cambio de fecha. Al menos la cuenta oficial en Twitter de la Federación Ecuatoriana de Fútbol no hacía mención de ello.

Ahora bien, ¿por qué se adoptó esa medida? ¿Qué razón privó para cambiar la fecha anunciada previamente como el día inaugural?

El organismo rector del fútbol mundial no ha informado oficialmente las causas del sorpresivo cambio, pero todo indica quela organización decidió que sea el país anfitrión, y no otro, el que abra la competencia.

De esta manera, cuando Qatar suba el telón del Mundial 2022,se continuará con una tradición que comenzó en el Mundial Alemania 2006.

Inicialmente se tenía previsto -y así lo indicaba el calendario oficial de la Copa- que esta se pusiera en marcha en lunes 21 de noviembre. Ese día se llevarían  cabo tres encuentros: Países Bajos- Senegal a primera hora; luego, a mitad de la mañana, Inglaterra-Irán; y más tarde, en el tercer turno, se efectuaría la ceremonia oficial de apertura, seguida del choque Qatar-Ecuador.

Pero todo eso cambió, por razones que seguramente en las próximas horas anunciará la Fifa. El ente rector del fútbol mundial se reunirá este jueves 11 de agosto, y seguramente allí se pronunciará en forma oficial.

Importante: este cambio solo afecta lo concerniente al día de apertura. La final se mantiene fijada -al menos hasta ahora- para el 18 de diciembre.