De estar en el roster de 40 de los Yankees de Nueva York, el criollo pasó al club de los Cachorros de Chicago en el intercambio que llevó al primera base Anthony Rizzo al Bronx.

Alexander Vizcaíno, de 25 años, llegó a los Cubs en el canje de Anthony Rizzo. Tuvo un proceso de desarrollo lento durante sus seis años en la organización de los Yankees y no pasó de Clase A alta. Pero era tan legítimo que los Yankees ya lo habían puesto en la lista de 40 jugadores, y los Cachorros querían tener la oportunidad de superarlo.

Cuando los Yankees firmaron a Vizcaíno, fue rastreado como un lanzador abridor.  Lanzó en 11 juegos de la Liga Dominicana, con seis como abridor. No ganó juegos en la Dominican Summer League. En 2017, se promocionó a la Liga de la Costa del Golfo, lanzó en 12 juegos, con 11 de apertura. Firmó por un bono de $ 14,000. 

Puede que no se haya quedado como lanzador abridor, pero con una bola rápida de 60 grados y un cambio de 60 grados, se pensó que podría ser un gran relevista.

Luego llegaron los Entrenamientos Primaverales, y Vizcaíno inmediatamente pasó a la Lista Restringida. Como siempre es el caso con esa lista en particular (significa que no estás disponible por razones ajenas al béisbol), hay mucha sensibilidad acerca de profundizar demasiado. Así que entendemos por qué llevó tanto tiempo enterarnos de la situación.

La razón por la que el lanzador prospecto de los Cachorros, Alexander Vizcaíno, está en la Lista Restringida: simplemente no se presentó este año.

Aparentemente, la situación es que Vizcaíno se quedó en casa durante la temporada baja y simplemente no fue a los entrenamientos de primavera.

Tal vez no quiera jugar béisbol en este momento, ¿y quizás nunca más? Eso tendría que responderlo él. Pero es posible que nunca lo veamos con los Cachorros. Cuando termine esta temporada y los Cachorros tengan que reincorporarlo a la lista de 40 hombres, es de suponer que sería despedido.

Tal vez se ponga al día con otro club o firme un contrato de ligas menores y regrese al béisbol en ese momento, pero es difícil imaginar a los Cachorros usando un puesto en su lista de 40 hombres en un jugador que no ha superado Clase A y no ha lanzado en un año y medio.

La situación es una vergüenza para los Cachorros, que al menos en ese trato obtuvieron a un prospecto ubicado entre los 100 mejores en Kevin Alcántara. Pero esa es una consideración secundaria a lo que sea que esté pasando con Vizcaíno que lo llevó a no volver a jugar béisbol este año. Por suerte, se trata de solo una elección personal que hizo y no una mala situación que está atravesando.

Todo lo mejor para él en lo que venga después.