Cada día que pasa pareciera complicarse más el panorama para el (por ahora) jugador de los Brooklyn Nets, Kyrie Irving, cuya situación de incertidumbre ha sido la misma que, en combinación con el caso de su compañero de equipo Kevin Durant, han generado mucha inestabilidad en las últimas semanas en el entorno del mejor baloncesto del mundo.

Pero no se puede dudar que el caso específico de Irving se gana todos los premios en cuanto a drama se refiere, y no es algo reciente, sino que data incluso desde que se unió a las filas de Brooklyn hace 3 temporadas, en donde ha estado en el 'ojo del huracán', siendo señalado de no estar lo suficientemente comprometido con la franquicia.

Muchos han sido los cuestionamientos hacia su persona; una de las más polémicas ha sido su negativa a querer vacunarse contra el coronavirus, algo que le impidiera jugar casi la mitad de los compromisos en la pasada 2021-2022, además de asomar algunos síntomas de depresión, al parecer debido a un asunto familiar que estaba padeciendo.

Lógicamente, esto le llevó a tener sus diferencias con el cuerpo técnico y los directivos del club, lo que le colocaba en una situación similar a Durant, quién hace pocos días le reiteraba su intención a Joe Tsai, propietario de Nets, de continuar jugando en Brooklyn, solo si Steve Nash abandonara la dirección técnica y también Sean Marks la gerencia general, algo que no fue aceptado.

Aún le resta un año de su actual contrato a Irving con los Nets por un monto de 36,9 millones de dólares, para luego convertirse de manera oficial en agente libre; ahora bien, su renovación ha quedado más que en tela de juicio, con las últimas revelaciones que publicara el reportero Ric Bucher de 'Fox Sports', en donde indican que desde el entorno de Irving, han surgido algunas peticiones especiales para poder concretar alguna continuidad con el equipo del 'Bronx'.

¿Cuáles son esas peticiones? primeramente el jugador considera que la cantidad máxima de partidos que debiera jugar en toda la temporada regular debiera ser 60, y no conforme con esto, no desea realizar 'back to back', es decir, jugar en días consecutivos, ya que piensa que es físicamente inhumano.

De las 11 temporadas que ha jugado en la NBA, Kyrie solo en 5 de ellas ha jugado en 60 o más encuentros de primera ronda, siendo la última en 2018 cuando figuraba en los Boston Celtics; a nuestro juicio, con el antecedente, ya de por si negativo, de las diferencias con los directivos, será muy complicado que en el futuro inmediato se le siga viendo con el jersey de los Nets, salvo que toda esta novela logre dar un giro inesperado de 180 grados.