Atrás quedaron los 30 jonrones y 85 carreras impulsadas que registró Franmil Reyes la temporada pasada. A los Guardianes de Cleveland se les terminó la paciencia y enviaron al bateador designado a Las Menores debido a su podre bajón ofensivo.

El dominicano no ha sido el mismo en 2022 y no está rendiendo lo hecho en campañas anteriores, a tal punto de perder su puesto en el roster de la organización de Ohio.

El jardinero fue enviado a la sucursal Triple-A y en su lugar activaron al también guardabosque y compatriota Óscar González, quien regresa a Las Mayores tras estar en la lista de lesionados de 10 días.

"La Mole" está muy por debajo de los números que ha venido cosechando desde que debutó con los Padres de San Diego en 2018. Reyes fue fundamental en 2021 para la novena de Cleveland al sonar 30 bambinazos.

En la vigente zafra, el pelotero apenas ha podido batear de .213 de average, nueve cuadrangulares, 28 carreras remolcadas, 24 anotadas y 56 hits en 263 turnos con el madero.

Además de eso, colecciona un total de 104 ponches presentando una tasa de abanicados de 37.1%, siendo la peor en su carrera y uno de los más altos en las Grandes Ligas.

En este hilo te explicamos con todos los detalles su pésimo inicio en la temporada 2022.

Cabe resaltar que Reyes estuvo cuatro semanas en la lista de incapacitados durante la vigente campaña debido a una tensión en el tendón de la corva derecha, algo que pudo haber molestado su desempeño en el terreno de juego.

GONZÁLEZ DE VUELTA AL SHOW

Tras la baja de Franmil, los Guardianes recibieron buenas noticias con el regreso del novato Óscar González a Las Mayores, ya recuperado de su lesión por una distensión intercostal, que lo apartó del diamante por más de un mes.

En su primera etapa en la Gran Carpa, el también dominicano impresionó a la franquicia de Cleveland con grandes números ofensivos al dejar .283 de average, par de vuelacercas, 14 producidas, 12 anotaciones y 35 indiscutibles en 123 aparaciones en el plato.

En su retorno a la MLB, el outfielder ligó de 4-1 en lo que fue el revés de su equipo ante los Cascabeles de Arizona.