04 agosto 2022

¿Tienes Zapatos Ruidosos? Esta Guía Pondrá Fin a Los Chirridos

 Todomail

¿Tiene un par de zapatos ruidosos? 

Los zapatos que hacen ruido pueden hacer que una persona se sienta cohibida cada vez que da un paso. Por suerte, hay una serie de trucos que puedes probar para ayudar a silenciar los chirridos. Prueba una de estas recomendaciones:   

1. Espolvorear talco para bebés 

El chirrido de los zapatos puede ser el resultado de la humedad que queda atrapada en el lugar donde los zapatos rozan entre sí. Por eso, espolvorear un poco de polvos de bebé (o talco) bajo la suela interior ayudará a absorber la humedad. Si tu par de zapatos no tiene suelas extraíbles, añade el polvo alrededor de la suela interior en su lugar. 

2. Añade vaselina 

El roce de la plantilla con el interior del zapato puede provocar un chirrido. Para evitarlo, extiende una fina capa de vaselina o loción debajo de la plantilla para ayudar a que las partes rocen entre sí con más suavidad. 

3. Frotar con jabón de silla de montar 

¿Otra causa de los zapatos que hacen ruido? Los cordones de los zapatos. Cuando los cordones de los zapatos de cuero rozan con el zapato, tu calzado puede chirriar a cada paso. Para que esto no ocurra, frota un poco de jabón de montura u otro acondicionador de cuero para hidratar la zona y reducir el ruido.   

4. Frotar con una hoja de secadora 

Una hoja de secadora puede ser la solución a todos tus problemas de chirridos. Basta con frotar la suela de los zapatos que chirrían con la sábana para reducir el ruido. También puedes utilizar una hoja de secadora para arreglar los olores de los zapatos.  

5. Mételo en la secadora 

Con una esponja o toallita, añade un poco de suavizante y mete la esponja, junto con los zapatos que chirrían, en la secadora. Asegúrate de no dejarlos más de 10 minutos, o podrían encogerse.    Relacionado: Olvídate De Los Pies Doloridos y Con Ampollas Con Estos Consejos De Expertos   

6. Ablanda las suelas 

Las suelas pueden endurecerse después de algún tiempo, haciéndolas propensas a hacer ruido. Por lo tanto, si este es el caso, utiliza papel de lija para frotar la parte inferior de tu zapato chirriante. 

7. Prueba con WD-40 El WD-40 tiene varios usos, uno de los cuales es evitar que los zapatos chirríen.

Simplemente empapa una bola de algodón con un poco de WD-40 o spray de silicona y aplícalo en las costuras exteriores de tus zapatos que hacen ruido, a menos que tus zapatos sean de gamuza, lo que podría arruinar tu calzado.  

8. Arregla los tacones sueltos 

Tómate un momento para examinar tus zapatos que chirrían y ver si hay un hueco cerca de los talones. Una vez que hayas localizado el punto, pon un poco de superglue en la costura alrededor del talón y luego sujétalo o utiliza una pinza para mantenerlo apretado hasta que el pegamento se seque.