Si algo no pareciera ser muy sencillo es llegar a presenciar algún intercambio entre dos franquicias como los Boston Celtics y Los Ángeles Lakers, las cuales ya sabemos que son las más ganadoras históricamente en la NBA, y obviamente, protagonizando la mayor rivalidad en 75 años de existencia de esta importante liga.

Pero como en el mundo de hoy todo pareciera ser posible, no podemos descartar absolutamente nada; no es ningún secreto que ambas organizaciones están llamadas siempre a trascender y llegar a las finales, algo que se les ha exigido desde la misma época de Bill Russell, Kareem Abdul-Jabbar, 'Magic' Johnson y Larry Bird.

En la pasada campaña, los Celtics estuvieron a punto de ganar sutítulo 18 en la liga, y poder así superar los 17 de su archirrival, solo que se les atravesó la figura de Stephen Curry y sus Golden State Warriors, por lo que ahora estarían apostándolo para revalidar su título en el Este y a su vez, tomar desquite en unas nuevas finales.

Algo que tienen entre ceja y ceja elementos como Jayson Tatum, Jaylen Brown, Marcus Smart y el dominicano Al Horford y se sabe que para eso están trabajando; ahora bien, ha surgido una interesante propuesta de parte del portal 'FadeAway World', especialista en análisis de escenarios dentro de la NBA, que incluye una especie de transacción que pudiera involucrar a figuras de ambos equipos.

Dicha propuesta trata sobre la salida de Anthony Davis del conjunto californiano hacia los Celtics, además de un 'pick' de primera ronda del Draft del 2027, mientras que a Los Ángeles llegaría uno de los dúos más exitosos en los últimos años, como Marcus Smart y Jaylen Brown.

Un intercambio que de entrada no luciría muy sencillo de darse, si tomamos en cuenta que Davis luego de ganar el título en su primer año con Lakers en 2020, ha tenido que lidiar mucho con sus lesiones y debiendo ausentarse por más de la mitad de los partidos en las dos últimas zafras, sin muchas garantías de que no se pueda repetir en las siguientes ediciones.

Destacar también que Davis tiene contrato vigente con Lakers hasta la 2024-2025, precisamente firmado en diciembre de 2020, por la suma de $ 190 millones, siendo esta otra de las trabas que pudiese evitar esta transacción; pero el imaginarse a un Davis al 100% con el uniforme de Boston, no es de despreciar, aunque las figuras de Brown y Smart están más que asentadas en esta franquicia.

Y también habría que aguardar lo que opinaría LeBron James al respecto, al ver como su actual llave y mano derecha en ese último título de los californianos se marchase hacia su rival de la acera del frente; y el hecho de tener que compartir sus roles condos buenos jugadores ofensivos y defensivos y que a su vez, éstos se puedan llevar bien con la nada fácil figura de Patrick Beverley.

Por los momentos, ambos siguen con sus primeras sesiones de entrenamientos, pensando en el inicio formal de la pretemporada, en la primera semana de octubre. Al Horford sigue estando atento a cualquier decisión.