Si hay un pelotero que sabe de altibajos ese es Arístides Aquino. El hombre de los Rojos de Cincinnati sabe lo que es ser una figura en ascenso y también lo que significa estar al borde del precipicio. En solo 5 años este quisqueyano ha experimentado un sinfín de escenarios debido a la fluctuación de su rendimiento, el cual lamentablemente no ha podido mantener arriba desde su irrupción fulgurante en la temporada del 2019.

No obstante, en esta última parte de la fase regular de la zafra 2022 de las Grandes Ligas se ha soltado a batear y aunque su conjunto yace eliminado, bien podríamos estar ante el resurgimiento de un jugador que en su momento prometió muchísimo.

En esta campaña lleva 8 cuadrangulares, de los cuales la mitad ha sido conectada en lo que va del mes de septiembre. Hoy llegó justamente el octavo en el duelo en el que los Reds se midieron a los Piratas de Pittsburgh.

Abriendo el mes pegó un Grand Slam contra los Rockies de Colorado en un cotejo que los suyos ganaron por pizarra de 10x0.

Y tan solo hace 6 días tuvo un encuentro multijonrón, despachando par de bambinazos contra los Cachorros de Chicago.

¿Estaremos ante el inminente regreso del poder de PJ? Tendremos que averiguarlo.