Podrá ser muy querido y apoyado por su entrenador, e incluso por toda la directiva; pero mientras no tenga asegurado su rol dentro de este equipo, seguirá rondando la incertidumbre si continuará o no dentro de la franquicia.

Estamos hablando nuevamente de Russell Westbrook, cuya novela alrededor de su futuro con Los Ángeles Lakers continúa, a pesar de que todos los especialistas dan por sentado su continuidad, sobre todo tomando en cuenta su elevado valor de mercado, algo que ha dificultado alguna opción para ser tomado por otra franquicia, aunque sabemos que pretendientes no le han faltado.

En ese sentido, ha sido un caso algo similar al de Kevin Durant con los Brooklyn Nets, es decir, motivado al sacrificio que había que hacer para obtenerlo, éste tuvo que conformarse y continuar su último año de contrato en el 'Bronx', con todo y sus diferencias con directivos y parte del cuerpo técnico.

Ahora, en el caso de Westbrook, éste ha ejercido su opción de último año como jugador, y la enorme suma de $ 47 millones prácticamente le ha atornillado en esa organización, algo que no ha molestado al coach Darvin Ham y a la propietaria Jeanie Buss; sin embargo, no es ningún secreto las relaciones algo ásperas que 'Russ' ha mantenido últimamente con LeBron James y Anthony Davis, las principales cabezas de este conjunto.

Esto último es lo que ha mantenido aún sembrada la duda de su permanencia, y además debemos agregar la recién incorporación anunciada de Dennis Schroder, con paso en la institución lagunera hace par de campañas, pero que por primera vez coincidirá con Westbrook, y no se puede negar que el base alemán llega con una buena actualidad, tras su gran desempeño en el EuroBasket.

Justo hace pocos días se daba como un hecho la inclusión del ex jugador del Oklahoma City Thunder en el quinteto abridor para la próxima temporada, viendo sus buenos registros en la anterior y por ser el base con mejores pergaminos de los que hasta ese momento se contaba dentro de la plantilla.

Pero ha quedado claro que esta organización quiere lavar muy bien su cara luego del fracaso reciente en la 2021-2022, además de la presión que bien pudiera estar ejerciendo LeBron James para que se siga reforzando esta nómina y poder tener a los mejores a su lado; no en vano, han llegado Beverley y Schroder, y aún siguen en la mira del bahameño Buddy Hield de los Pacers, y de varios jugadores del Utah Jazz, entre ellos el croata Bojan Bogdanovic.

También se pudo conocer que Westbrook ha puesto a la venta su actual residencia de Los Ángeles; un claro presagio de que su estadía en esa ciudad no está del todo confirmada, y si Schroder vuelve a adaptarse a esta franquicia, y mantiene su buen nivel mostrado en su selección, solo veremos dos opciones con respecto a 'Russ': 1) Sería suplente todo el año, ó 2) sería definitivamente intercambiado a otro equipo. ¿Qué pasará?