Ahora es que nos podemos dar cuenta de otra secuela que ha podido dejar la novela que protagonizó Kevin Durant y los Brooklyn Nets, cuando todos dábamos por sentado su salida de esa franquicia, y no solo eso, sino que bien podía recaer en otro equipo contendor en la NBA.

Entre ciertos rumores y ofertas que lo llegaron a colocar en el radar de organizaciones como los Boston Celtics, Washington Wizards o los Indiana Pacers, pero también se llegó a asomar la opción de un posible regreso al conjunto donde no hace mucho alcanzara la gloria, como los Golden State Warriors, actuales campeones de la liga.

Y ante esto último, estaba también la incertidumbre de saber como sería una nueva relación entre Durant y Stephen Curry, éste último siendo el MVP de las últimas finales ante los Celtics, algo que no había podido lograr en los dos anteriores títulos en 2017 y 2018, en los cuales KD se llevó esos honores.

Pues resulta que 'Steph' ha confesado que internamente hubo esta discusión sobre si realizar todos los esfuerzos y aceptar las peticiones que públicamente llegaron a hacer los Nets para concretar este regreso; una decisión que no iba a ser muy sencilla, considerando que la directiva de los Warriors se ha mostrado conforme con la plantilla campeona y que no estaba muy dispuesta a sacrificar a jóvenes como Jonathan Kuminga, Jordan Poole o James Wiseman.

Entonces, Curry le ha declarado a Matt Sullivan de la revista 'Rolling Stone' su verdadero pensar con respecto a Durant y el posible hecho de compartir nuevamente vestuario con él en Golden State; "creo que se le ha malentendido. Le han pasado ciertas cosas en la vida que han mermado su capacidad para confiar en la gente que le rodea, pero hay detalles que he llegado a comprender al jugar junto a él y conocerle mejor. Me encanta".

Ya parte de estas palabras daban a entender que el 'Chef' daba completamente su visto bueno ante un posible reencuentro con la 'tarántula', y que además agregaba que fueron muchas las franquicias que tuvieron esa misma conversación interna, ya que no podemos olvidar que el mercado de pases estuvo un buen tiempo a la expectativa de lo que podía pasar con Durant y los Nets.

"Creo que KD es un tipo realmente bueno, la idea de jugar con él y saber quien es como persona y más conociendo nuestra historia en 3 años que jugamos juntos", terminaba afirmando con contundencia.

Muchos también dudaban de esto, considerando que Durant con todo y haberlo ganado todo con Curry en los Warriors, se fue a Brooklyn a juntarse con Kyrie Irving y James Harden a pretender hacer lo mismo allí, algo duramente criticado por especialistas y antiguos jugadores de la NBA, como Charles Barkley, que lo llegó a llamar miserable.

Kevin Durant llegó a disputar un total de 208 partidos en Golden State, con un gran promedio de 25,8 puntos, 7 rebotes y 5,4 asistencias, por lo que habrían suficientes razones para ilusionar a más de un seguidor de esta franquicia; pero por los momentos, su enfoque está ensatisfacer los intereses de los Nets, en su último año de contrato. ¿Qué pasará después?