No ha sido la mejor antesala, no, debía ser su prueba de fuego, pero ha dejado muchas dudas y eso, en una figura de su calado siempre da para hablar y demasiado, pues Rudy Gobert es ahora mismo uno de los referentes del momento en el universo del baloncesto, luego de su sensacional traspaso desde los Jazz de Utah hasta los Minnesota Timberwolves.

Retomando el hilo inicial, tenemos que la derrota de Francia ante Alemania mostró a un irreconocible Gobert y si bien ante Lituania y Hungría, dio muestra de notables mejorías, rebasando incluso los dobles dígitos en puntos y rebotes; el tres veces Mejor Defensor de la NBA no ha marcado esa diferencia esperada con la selección.

La figura

De igual modo, es Rudy Gobert, un All Star en toda la línea; Líder en Tapones en 2017, en rebotes en la ultima temporada, 6 veces Mejor quinteto defensivo de la NBA y entonces hay que darle el beneficio de la duda, con la nueva campaña tocando a las puertas.

Para muchos, la jugada maestra de Tim Conelly, para otros el cumplimiento de un capricho de alguien cuyo orgullo superó a cualquier idea de triunfo dentro de un proyecto colectivo que prometía como el de los Jazz; como sea,la entrada de Gobert a Minneápolis ha impactado en contexto actual de la liga y en este punto, la pregunta se impone… ¿Llegarán los Timberwolves a lo más alto con Gobert?

Realidades

De antemano hay escollos que parecen infranqueables,los Mavericks de Luka Doncic, los Grizzlies de Ja Morant y obviamente los campeones defensores de Golden State con Stephen Curry y compañía; pero igual, la tríada de Karl Anthony- Towns, Anthony Edwards y Rudy Gobert, promete grandes emociones, ello sin menospreciar el impacto de un hombre como D Angelo Russell.

En 18 años, los Timberwolves solo han llegado dos veces a postemporada y la sensación de que podían hacer un mejor papel en los últimos Play Off dejó la parada bien alta pero otra vez Rudy Gobert puede tener la clave, como aseguró el propio Conelly.

La mirada de Conelly

En declaraciones al Star Tribune, el ejecutivo expresó que un talento como el de Gobert es bien difícil de conseguir, por lo que el alto costo asumido vale la pena con creces.

De igual modo aseveró que hay que dar tiempo para hablar de éxito o fracaso, pero enfatizó en que la incorporación del francés es un gran paso adelante.

Las expectativas están y el reto luce inmenso, pero no imposible, el talento y las ganas de triunfar pueden ser un gran catalizador para que los Timberwolves puedan dar el gran salto en la Conferencia Oeste y … ¿Quién sabe?